Saltar al contenido
El Arte del Macramé

Hilo Macramé

El elemento principal para la fabricación de cualquier pieza de macramé es el hilo o la cuerda. Si estas deseando empezar a elaborar tus propias creaciones de macramé, es importante que elijas el tipo de hilo que vas a usar en función de lo que vas a crear.

macrame hilo tipos

Por tanto la primera pregunta que has de hacerte es ¿qué pieza de macramé voy a hacer? Puede ser una cortina, un tapiz de pared colgante, un mantel, pulseras, collares, una hamaca… como ya te imaginarás después de leer estos ejemplo, el grosor y material será clave.

Otro aspecto a tener en cuenta será el color. Podemos encontrar cuerdas para macramé de colores o bien naturales para un estilo más nude. Si estás comenzando lo más sencillo será el macramé al natural, pues insertar partes de color requiere unas técnicas más avanzadas.

Y por último necesitarás escoger el material de tu hilo de macramé. El más usado de todos y para todo tipo de elaboraciones macramé es la cuerda o hilo de algodón. Ofrece un resultado de alta calidad y un acabado delicado. El hilo de algodón es sin duda el mejor para tapices de macramé y para todas las elaboraciones de decoración para el hogar.

Tipos de hilos de macramé

Hemos hablado un poco del algodón pero a parte de éste encontramos yute, cuerda de cáñamo, seda, lino, cordón, fibras naturales, polipropileno, hilo encerado, hilo mercerizado, hilo cola de ratón, hilo de hemp, de nylon, estambre,.. los más usados son el algodón, el lino y la seda.

Una variante que destaca por su fuerza es el hilo o cordón trenzado. Puede estar hecho de cualquier material y al estar formado por tres hilos trenzados, ofrece una resistencia extra. Está disponible a la venta aunque se puede elaborar de manera manual con hilo más fino y mezclar colores para un efecto visual más interesante.

Hilo o cuerda de algodón

Estupenda para cualquier labor de macramé pero especialmente para cortinas, tapices, macetas colgante, hacamas. Para estas últimas piezas elige hilos de macramé gruesos. Para los tapices y cortinas el grosos dependerá del gusto, aunque en las cortinas se tiene a usar más un hilo fino.

Última actualización: 09/25/2020 17:10

Hilo de macramé encerado

Es otro de los mejores hilos para macramé y puede ser en algodón o sintético. A veces se le llama hilo cáñamo. Se trata de un hilo que se maneja muy bien y ofrece un buen acabado, pues los nudos con el hilo encerado no se deshacen, no se deshilachan y quedan bien marcados. Esto es algo que lo hace ideal para principiantes. Además es barato y asequible.

Es el más empleado para elaborar pulseras, collares y pendientes de macramé, y en general todo tipo de bisutería, ya que además se presenta en un grosor fino ideal para estas creaciones.

Última actualización: 09/25/2020 17:10

Hilo macramé mercerizado

Es un hilo de algodón de un aspecto brillante perlado, y por eso también es conocido como hilo Perlé. Sus colores son llamativos e ideales para cierto tipo de bisutería y joyas en macramé, sobretodo para la joyería de encaje.

Suele ser más caro y de manejo menos sencillo ya que se enreda fácilmente. No presenta este inconveniente si ya contamos con algo de experiencia trenzando nudos de macramé.

Última actualización: 09/25/2020 17:10

Hilo cola de rata o cola de ratón

Se le llama de las dos formas. Es más brillante y grueso y se presenta en colores más vivos. Es el típico para decorar llaveros, y elaborar piezas de bisutería más gruesas. No se recomienda para bisutería o piezas más finas o con más detalle.

Este tipo de hilo macramé es más resbaladizo y suelen emplearlo quienes ya tienen una buena técnica de macramé.

Hilo de Hemp

El hilo de macramé Hemp tiene una textura y un aspecto más natural. Se usa mucho en creaciones de onda boho, hippie y étnica. Es muy fácil de usar, los acabados son bonito y naturales, pero es un tipo de hilo algo más caro.

Al hilo hemp también se le llama cáñamo.

Lana de Islandia

Para conseguir ciertos efectos y patrones muy comunes en el macramé moderno, muy visto en los tapices con partes de distintos hilos y colores para crear una especie de relieve, como el del tapiz que te enseñamos más abajo, hemos querido incluir la lana de Islandia. Se trata se un hilo de algodón muy grueso y el más usado es el “peinado” y mercerizado, consiguiendo un aspecto muy esponjoso.

Si tu técnica ya está más depurada y te atreves a innovar con el macramé, esta lana o hilo le dará unas pinceladas muy interesantes a tus tapices.

Hasta aquí te hemos presentado los hilos más usados en el arte del macramé y las diversas creaciones para las que son más empleados.

Como pequeño resumen para empezar a trenzar macramé, te recomendamos que comiences con el hilo o cuerda de algodón, y si es trenzado mejor por su resistencia y mejora de la calidad final de la pieza. También puedes comenzar con el hilo encerado si vas a empezar a fabricar bisutería o joyería en macramé. Con él obtendrás un acabado muy elegante y sofisticado.